Webinar de Fontal Trust: “La nueva Constitución: balance de René Cortázar a dos semanas de una votación trascendental”

Webinar on line / 19-08-2022
Ver Resumen

Durante el encuentro privado para clientes de Frontal Trust, el economista y ex ministro de Estado, René Cortázar, abordó el impacto del texto propuesto por la Convención Constitucional, abordando los efectos sobre la estabilidad democrática, la conflictividad social, los derechos sociales, la inversión y el crecimiento.

Un interesante y oportuno conversatorio sobre el impacto que tendrá para el país y los ciudadanos el texto de nueva Constitución, -que será sometido a Plebiscito el próximo 4 de septiembre-, sostuvieron el economista, investigador y ex ministro de Estado, René Cortázar junto al presidente de Frontal Trust, Andrés Echeverría.

El encuentro digital, titulado “La nueva constitución, balance de René Cortázar a dos semanas de una votación trascendental”, que tuvo carácter privado y exclusivo para clientes de Frontal Trust, se dividió en dos partes: primero tuvo lugar una exposición de René Cortázar, y luego vino una sesión de preguntas y respuestas, conducidas por Andrés Echeverría.
El análisis de René Cortázar está consignado en un documento que elaboró junto a José Pablo Arellano, y que tiene por nombre ´Impacto económico del proyecto de nueva Constitución’, y en el cuál se abordan las consecuencias del texto constitucional sobre la estabilidad macro-económica; la inversión y el crecimiento; la conflictividad social; la calidad de la regulación económica; la gobernabilidad y la potencialidad de creación de bienes públicos; la modernización del Estado; los derechos sociales y el cuidado del medio ambiente, entre otros.
Durante su exposición, Cortázar dijo que el trabajo de la Convención Constitucional tenía básicamente tres objetivos, y que ninguno se cumplió: unidad, que la ciudadanía se sintiera ampliamente representada; y la puesta en marcha de nuevos derechos sociales para hacer frente al malestar social.
Por el contrario, aseguró que el nuevo texto, en vez de unirnos, nos divide en varias naciones a través de la plurinacionalidad; afecta seriamente el equilibrio de los poderes del Estado, ya que le otorga mucho poder a la Cámara de Diputados y se debilitan el Senado y otros órganos del Gobierno, junto con poner en riesgo la autonomía del Poder Judicial. También recoge una visión de una izquierda radical sobre representada en la Convención, a través de los escaños reservados y la figura de independientes sin relación partidaria o institucional.
Asimismo, el ex ministro de Estado aseguró que es imposible financiar nuevos derechos sociales sin crecimiento e inversión, que es la vía con que se generan el 80% de los recursos públicos. “Por lo tanto, si no hay inversión ni crecimiento, no hay derecho al trabajo, ni derecho a la salud, ni ningún otro derecho social. Y entonces los derechos sociales pasan a ser simplemente derechos de papel, como ocurre con Ecuador y Bolivia”.
Destacó también que el nuevo texto Constitucional restringe la capacidad del Estado para controlar la violencia, que es una de las principales preocupaciones de los chilenos. “Aquí lo que se hace en este proyecto es que se suprime el Estado de Emergencia. Si se aprobara el texto, en el mes de septiembre de este año, al momento de promulgarse, lo que estaríamos viendo en la televisión es a las Fuerzas Armadas retirándose de la macrozona Sur”.
Advirtió que si gana el Apruebo, además de tornarse extremadamente complejo el problema de la violencia, especialmente en la zona Sur, e incrementarse la conflictividad, producto de la demarcación de los territorios indígenas, habría un alza en la inflación. No sólo por el efecto cambiario sino por la fuerte presión de gasto para financiar los nuevos derechos sociales, junto a impactos potenciales derivados de cambios en las mayorías requeridas en el Congreso para llevar adelante algunas medidas, por ejemplo, retiros desde las AFP que pasarían a ser con mayoría simple.
Sentenció: “Si gana el Apruebo, este gobierno no tiene cómo gestionar adecuadamente los tres años que le quedan… Por eso sostengo que lo que le conviene al Presidente Boric es que gane el Rechazo. Si gana el Rechazo tendrá herramientas para enfrentar la violencia, una inflación más moderada, la posibilidad de una recuperación más fuerte del país y no tendrá esta conflictividad desatada entre pueblos originarios y el resto de la población”.
Finalmente, manifestó que “si gana el Rechazo hay una posibilidad real que digan, ahora encaremos esto de forma diferente… no vamos a negar el malestar social, la necesidad de mejorar la democracia, pero encarémoslo de una forma adecuada… Y yo creo que va a haber un tiempo breve en que se va a establecer una nueva salida, y en esa salida va a haber un acuerdo que va a ser bastante transversal”.