Comportamiento de los activos inmobiliarios en tiempos de pandemia

Blog Frontal / 05-05-2020

La propagación del coronavirus está teniendo consecuencias en todos los ámbitos. El sector inmobiliario no es la excepción.

La pandemia provocada por el coronavirus está teniendo un golpe extraordinariamente negativo en el crecimiento global, en el sector exportador, en el turismo, el transporte de pasajeros y en los mercados de valores, entre otros, siendo incalculable su estimación.

El sector inmobiliario también está desacelerándose. El covid-19 ha dejado en el aire la firma de muchas operaciones; ha paralizado el mercado residencial, de oficinas y de retail y ha contraido el día a día de los fondos de inversión, que estábamos muy activos analizando nuevas compras en el país. Ahora todos nos preguntamos qué pasará después del estado de alarma y cómo nos afectará la crisis del coronavirus.

Según la Cámara Chilena de la Construcción, ya se han detenido cerca de 300 obras, lo que representa un 30% del total, afectando dramáticamente el empleo, que engloba cerca de 4/5 de todo el empleo del sector en Chile. El organismo estimó también que las ventas podrían caer entre un 28% y un 30% por la pandemia del Covid-19. Esto, debido a la menor actividad económica, el deterioro del empleo y las posiciones en las que han quedado gran parte de las inversiones financieras.

La incertidumbre es enorme. Y todos sabemos que se necesita plena confianza en la economía para comprar una propiedad.

En Frontal Trust hemos notado mayor restricción crediticia en el otorgamiento de crédito hipotecario. Sin embargo, este sector destaca por tener múltiples segmentos que se comportan bastante distinto. No es raro que unos suban y otros bajen. Creemos que los precios de los departamentos de menos de UF 3.000 a UF 4.000 van a continuar, a pesar de la crisis con valores al alza, la banca va a continuar poniendo restricciones a los créditos hipotecarios y las propiedades de valores altos de más de UF 10.000 van a estar fuertemente castigadas, lo mismo para la segunda vivienda. También va a haber más oferta de vivienda usada, mientras que la nueva continuará disminuyendo.

No sabemos cuándo comenzará la recuperación, pero mientras dure la contingencia, lo más probable es que no se hagan adquisiciones para no arriesgar la inversión. Una vez que se anuncie que la pandemia ha sido controlada, estamos seguros que regresará paulatinamente la confianza en el sector y se recuperarán las operaciones que no se concretaron en este lapso.

Mientras tanto, y a la espera de una recupración, en Frontal estamos aprovechando el confinamiento para formarnos y actualizar nuestros portfolios y estrechar relaciones con nuestros clientes. Este tiempo nos está sirviendo para reciclarnos y apostar mucho más por la innovación tecnológica.