Andrés Echeverría, presidente de Frontal Trust Invest Management: “Corfo debiera abrir el programa de garantías de una manera más transversal a los agentes no bancarios”

Economía y Negocios / 25-05-2020

El ejecutivo plantea una positiva evaluación al diseño anunciado por el Gobierno de las nuevas garantías, pero advierte sobre elementos que pudiesen limitar su efectividad.

 

El ejecutivo plantea una positiva evaluación al diseño anunciado por el Gobierno de las nuevas garantías, pero advierte sobre elementos que pudiesen limitar su efectividad.

Los anuncios del Gobierno de una nueva línea de garantías a través de Corfo —el Plan Crece— para fondos de aportantes privados, que se entregarán como créditos a las instituciones financieras no bancarias y, en última instancia, a las pymes, resulta un diseño atractivo, señala Andrés Echeverría. El ejecutivo es presidente de Frontal Trust, administradora de fondos de inversión públicos y privados, especialista en activos alternativos.¿Por qué? El diseño contempla que los aportantes conformen los fondos a partir de administradoras generales de fondos (AGF), convirtiéndose en un nicho atractivo en el que participar. Sin embargo, a falta de los detalles, Echeverría advierte de algunos elementos que podrían poner en riesgo la efectividad de la política pública.

—¿Qué opina de estas nuevas garantías?

‘Cuesta opinar en algo cuya letra chica no conocemos. Sin embargo, a priori, me suena segregador que los prestamistas beneficiados serían solo instituciones registradas en la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Espero que no sea así, porque es muy necesario que estos programas sean transversales, y ya cumplidos dos meses de cuarentenas estamos quizás un poco tarde versus la rápida reacción que tuvo el Banco Central bajando las tasas en marzo’.

—¿Por qué sería segregador?

‘Porque el intermediario AGF (administrador general de fondos) elegido por el inversionista para gestionar un fondo es el mejor capacitado para calificar entidades tipo factoring u otras, que a su juicio tengan una cartera de clientes razonable y que ejerzan correctamente su política de riesgo. Eso no necesariamente tiene que ver con que estén registrados en la CMF o no. Es un límite artificial’.

—¿Es un buen complemento de los créditos Covid de Fogape de la banca?

‘Los créditos Covid a través de la banca son una medida correcta. Sin embargo, y pese al voluntarismo de las autoridades económicas, aún no se reconoce que tienen un alcance limitado. Dicho lo anterior, con este diseño de garantías estamos nuevamente ante el riesgo de tomar medidas un poco maximalistas, de pensar que esto será suficiente para poder cubrir todas las necesidades de las pymes’.

—¿Qué falta?

‘Desde el inicio, el financiamiento debió haber sido acompañado por canales expansores del crédito distintos a la banca. El concepto relevante es la capilaridad. Es clave que Corfo se allane a la realidad de que esta capilaridad es de distintos entes, debería abrir el programa de garantías de una manera más transversal a los agentes no bancarios’.

—¿La evaluación de riesgo en la medida que hay intermediarios puede presionar los costos finales del crédito a las pymes?

‘Ninguna política razonable puede fomentar el mal préstamo. Por eso los diseños que se han hecho implican que parte del riesgo lo tiene que tomar el intermediario. Eso va a depender mucho de los niveles de garantía que se ofrezca’.

—¿Frontal Trust está interesado en participar en la política?

‘En el tema de financiamiento de las pymes tenemos una relación con patrimonio involucrado en una plataforma que se llama Cordada en la categoría de la Fintech, que otorga financiamiento de capital de trabajo a 1.000 pymes. Cuando hablo de capilaridad, lo importante es que estos programas reconozcan que hay un grupo de agentes mucho más allá de los tradicionales que están participando de la expansión del crédito’.

—¿Colabora en ese sentido que la Súper de Pensiones abra el régimen de inversión de las AFP?

‘Siempre es correcto eliminar barreras artificiales a la implementación de portafolios óptimos. Sin embargo, no distingue dentro de deuda privada el equivalente entre Investment Grade y High Yield, y eso puede generar un incentivo muy incorrecto al meter en un mismo saco deuda privada a todo tipo de riesgo. Lo ideal es que pudiesen quedar diferenciados’.

Revisa la nota completa en el siguiente link