“Ciudades Post Coronavirus: Desafíos y Tendencias en tiempo de cambio”, con Iván Poduje

Webinar online / 09-10-2020
Ver Resumen Webinar

2El arquitecto, experto en urbanismo, participó en el webinar “Ciudades Post Coronavirus: Desafíos y Tendencias en tiempo de cambio”, organizado por Frontal Trust, donde se refirió a los polos de desarrollo que están surgiendo y a los desafíos que se avecinan en materia de seguridad y tomas de terrenos. Para avanzar, dijo, “los desarrolladores inmobiliarios deben innovar y conectarse con las necesidades de la gente”.

Con su particular estilo, directo y realista, el arquitecto Iván Poduje, invitado al séptimo webinar de Frontal Trust, señaló que el sector inmobiliario tiene que hacer un cambio de switch, innovar y mirar más hacia adentro que las tendencias mundiales. Derribó varios mitos en torno a las ciudades post coronavirus e invitó a la audiencia, formada principalmente por desarrolladores e inversionistas inmobiliaarios, a innovar en diseños, ubicaciones y oferta, involucrando a las comunidades para hacer un Chile más conectado. Advirtió que “el costo de la vivienda no va a bajar, pero la gente necesita viviendas más accesibles y no podemos quedarnos de brazos cruzados”.

Poduje, que esta semana lanzó su libro “Siete Kabezas”, señaló que con el estallido social “la elite cayó en un placebo y está knock out. La fantasía que han construido mis colegas, como la ciudad de los 15 minutos o que las oficinas se van a vaciar, es un futurismo irreal, propio de cambios tan profundos como éste. Veo muy poca conexión entre la élite y las necesidades reales de la gente.  Chile se ha convertido en un país donde la violencia sigue siendo una amenaza y está instalada”.

También se refirió al regreso de las tomas de terrenos. “Producto del Coronavirus, hemos visto que personas de ingresos bajos que antes arrendaban, hoy día están en tomas de terrenos. Decidieron irse a la periferia y no a los centros urbanos”.  Aprovechó de mandarle un mensaje al minsitro de la Vivienda, instándolo a realizar acciones antes de que sea demasiado tarde. El costo de la vivienda es preocupante. Si nos quedamos de brazos cruzados, ésa será la próxima gran crisis, por las restricciones normativas y de espacio”, señaló.

Para enfrentar los escenarios futuros, propuso una estrategia basada en tres pilares. Lo primero es un cable a tierra, menos futurismo, más terreno, más contacto con la gente. Lo segundo es la horizontalidad en el trato y tercero, moverse rápido. “Tenemos que construir proyectos como los de la Villa Frei, que fue levantado por los privados, con el Estado, en el año 1965, en un sector que era periférico y que tiene viviendas en diferentes alturas, con parques, juegos de niños, servicios y almacenes. Un entorno amable, conectado y amigable es fundamental para que esas viviendas suban de precio en el tiempo”.

La segunda estrategia es compartir valor, como sucede en el proyecto del núcleo Ochagavía, donde estaba el ex Hospital Pedro Aguirre Cerda. “Para el estallido recorrí 22 comunas, vi cosas terribles. Pero me sorprendió que en este lugar no había pasado nada. Por varias razones, porque la empresa trabajó y se acercó a los vecinos haciendo un aporte. La empresa tuvo el buen tino de contratar guardias que eran del barrio”.

La tercera estrategia es innovar en localización y precio. “Las empresas inmobiliarias, los desarrolladores, no pueden seguir haciendo proyectos que solo sean rentables. Son varios los factores que hay que conjugar. Y para ello, hablar con la gente, preguntarle lo que quiere, lo que necesita, es fundamental. Solo esos proyectos serán exitosos en el futuro”.

En su presentación, Andrés Echeverría, presidente de Frontal Trust, señaló que “hay una idea errónea sobre los eventuales beneficios que gozan las empresas constructoras por estar afectas a un régimen de IVA especial”. Agregó que “la vivienda es por definición un bien no transable. Además, el mercado inmobiliario de vivienda en Chile -y particularmente Santiago- es altamente competitivo”. Echeverría manifestó que en mercados competitivos y con bienes no transables, todo efecto en costos es traspasado a precios. Por ende, las franquicias tributarias redundan en menores precios para el cliente final y nuevos impuestos (o eliminaciones de franquicias) los aumentan. “La evidencia muestra que el efecto IVA de la reforma tributaria 2015 fue pagado íntegramente por los compradores de viviendas posteriores a esa fecha”.